Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘ABORTO’

Profesionales por la Ética se una a la Marcha por la Vida y a los actos del próximo domingo por el derecho a vivir

Madrid, 27 de marzo de 2009. Ante la futura reforma de la legislación sobre el aborto en España, Profesionales por la Ética desea manifestar que este acto constituye un atentado inadmisible contra la vida humana en sus primeras fases de desarrollo.

«En este sentido», ha manifestado Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de la asociación, «la pretensión gubernamental de convertir el aborto en un derecho forma parte de un proyecto de pedagogía social característico del Gobierno de Zapatero. Si nos quitamos por un momento la caperuza ideológica, los prejuicios, e intentemos pensar objetivamente, desde el principio, ¿qué es objetivamente, un aborto?  Es, estrictamente, y según los conocimientos y avances médicos y científicos, prescindir de la vida de un ser humano, dándole término consciente y activamente, por motivos ajenos a él mismo. Si partimos, objetivamente, de esta consideración inicial de carácter científico, se acabó el debate ético. La vida siempre tiene que ser protegida».

Fernández de Alarcón ha recordado que en este proceso la primera víctima es el niño que no llega a nacer porque la lógica de decidir sobre si otro debe o no vivir, es perversa. «Y si encima se aplica a seres humanos que alguien decide que tienen defectos (discapacitados, síndrome de Down), entonces estamos directamente ante la eugenesia que practicaron los nazis.

Para Profesionales por la Ética son muchos los profesionales implicados en la práctica del aborto: educadores, trabajadores sociales, enfermeros, auxiliares de clínica, administrativos, psicólogos y médicos. Respecto a esta práctica, los profesionales no sólo pueden ejercer la objeción de conciencia sino promover el derecho a la vida y a la mujer embarazada generalmente abandonada, presionada e incluso maltratada. «No olvidemos», ha afirmado Fernández de Alarcón, «que en esta historia se instrumentaliza a la mujer por intereses ideológicos y económicos, ya que las clínicas abortistas constituyen un lucrativo negocio en el que no existe el consentimiento informado a la mujer sino más bien un asentimiento desinformado. La posibilidad de que una menor de edad aborte sin el consentimiento paterno es una barbaridad incluso desde el punto de vista técnico, como cualquier profesional sanitario sabe. Pero además, constituye un verdadero secuestro de la menor por parte del poder público». Profesionales por la Ética recuerda también que, si el aborto es establecido como derecho, un profesional sanitario no podrá negarse a participar en él porque sería penalizado.

Profesionales por la Ética se ha adherido a los actos promovidos por la plataforma Derecho a Vivir que tendrán lugar el domingo 29 de marzo. «Es una oportunidad» para hacer presente la opinión de muchos ciudadanos a los que el Gobierno ha excluido del debate apostando más por el tópico ideológico que por la reflexión serena».

Anuncios

Read Full Post »

Sobre las Conclusiones de la Subcomisión del Congreso sobre la reforma de la legislación despenalizadora del aborto

 

 

Madrid, 18 de febrero de 2009. En relación con el documento titulado “CONCLUSIONES DE LA SUBCOMISIÓN DEL CONGRESO SOBRE LA REFORMA DE LA REGULACIÓN DE LA INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO EN EL MARCO DE UNA NUEVA NORMA SOBRE DERECHOS Y SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA”, Profesionales por la Ética quiere expresar lo siguiente:

 

1.- Es un insulto al Estado de Derecho la inconsistencia de las propuestas contenidas en dicho documento con la vigente jurisprudencia constitucional en materia de protección de la vida humana. El nivel de retorcimiento terminológico y conceptual que desde el punto de vista jurídico se expresa en el mismo es del todo inaceptable, intelectual y éticamente. Incluir el aborto bajo el epígrafe de la “salud reproductiva” es una contradicción en los términos, ya que el aborto no es un acto médico, sino la negación de la propia dignidad de la Medicina.

 

2.- Resulta preocupante el nivel de manipulación de la mujer al pretender convertir lo que en ocasiones es una tragedia humana en un pretendido derecho, utilizándose a mujeres, incluso menores de edad, para la afirmación de unos principios ideológicos vinculados a la cultura de la muerte.

 

3.- Es inaceptable y contraria a la Constitución la pretensión de restringir la libertad ideológica del personal sanitario y la pretensión de pisotear sin miramientos el derecho constitucional a la objeción de conciencia del personal sanitario. Está claro que a los promotores de la cultura de la muerte les molesta la actitud responsable de los médicos que tienen conciencia de la dignidad y finalidad de su profesión y se oponen a denigrar la dignidad humana, no prestándose a ser artífices de una barbarie que desangra vital y moralmente nuestra sociedad.

 

4.- La continua agresión de la que en los últimos años está siendo objeto la patria potestad de los padres respecto de sus hijos encuentra en este documento un nuevo episodio, al vetar a los padres cualquier relevancia en la decisión de abortar de una hija menor. El aborto es una tragedia, pero no menos será a lo largo de su vida, el recuerdo traumático de haber abortado en esas mujeres que siendo menores de edad, no pudieron ser protegidas por sus padres por habérselo impedido un Estado secuestrado por una ideología antidemocrática.

 

5.- Exigimos a todo poder público el más estricto e irrestricto respeto a la vida del no nacido, la protección social y humana de las mujeres embarazadas en dificultades, y en todo caso, la tutela de la libertad ideológica del personal sanitario que se niegue a realizar actos contrarios a la vida.

 

 

Read Full Post »

 

SEVILLA, 7 DE FEBRERO DE 2008

Según el Ministerio de Sanidad, Andalucía es la Comunidad Autónoma con mayor crecimiento de la tasa de abortos en los últimos cuatro años. Profesionales por la Ética reclama medidas de apoyo a la mujer y transparencia a la Consejería de Salud.

La organización Profesionales por la Ética ha solicitado a los partidos políticos andaluces que presenten dentro de su programa electoral medidas que reduzcan la lacra social que es el aborto. El aborto es la segunda causa de defunción en Andalucía, ligeramente por detrás de las enfermedades del sistema circulatorio y por delante del cáncer y de otras causas. Según los datos recientemente publicados por el Ministerio de Sanidad y Consumo relativos al año 2006 el número de defunciones por aborto en Andalucía fue de 18.581 (23% de las defunciones en nuestra Comunidad), situándose Andalucía en el tercer lugar tras Cataluña y Madrid.

La tasa de abortos se ha duplicado en Andalucía en los últimos ocho años, pasando de 5,16 a 10,46 por cada 1000 mujeres.

“No cabe mirar hacia otro lado. En una sociedad que se pretende desarrollada hay que encontrar una solución que no sea la muerte del más indefenso”, declara Miguel Gómez de Agüero, Presidente de Profesionales por la Ética en Andalucía.

Asimismo, esta organización denuncia que hace muy pocos meses el Parlamento Andaluz, ha rechazado una Iniciativa Legislativa Popular en favor del apoyo a la mujer embarazada. “La realidad ha vuelto a demostrar que los más débiles, el hijo y la mujer con problemas, son abandonados y las estadísticas son ocultadas o presentadas con una insensibilidad culpable”.

Por otro lado, solicitan a la Consejería de Salud que haga público el Protocolo profesional que siguen los centros de aborto de Andalucía.

“La opinión pública andaluza tiene derecho a saber cuáles son los pasos que siguen obligatoriamente estos centros abortistas, especialmente, ante la situación de fetos que siguen vivos tras el aborto”

El criterio generalizado entre los ginecólogos es que, en caso de que un feto dé muestras de vida, después de un aborto, es decir, si tiene respiración y frecuencia cardíaca debe ser reanimado por los profesionales que se encuentren presentes.

Profesionales por la Etica – Andalucía considera imprescindible una total transparencia en la normativa, seguimiento y control de estas entidades privadas, homologadas por la Consejería de Salud.

Read Full Post »

Managua, 23 de mayo de 2008.  

Cuando la actualidad de Nicaragua se centra casi en exclusiva sobre la vuelta al poder de los sandinistas, está pasando desapercibido para la opinión pública un hecho de gran importancia.

A mediados del mes de octubre, la Presidencia del Gobierno de la República en Nicaragua propuso una reforma legislativa sobre el aborto. Hasta la fecha, el aborto terapéutico estaba permitido en el país, aunque la permisividad legal no tenía traducción tenía en la práctica: la inmensa mayoría de los médicos se negaban a realizar ningún aborto por considerarlo un crimen. Así, los porcentajes de abortos son prácticamente irrelevantes.

La reforma en cuestión pretendía eliminar esta despenalización y considerar el aborto bajo cualquier forma como un delito tipificado y con penas de cárcel. La reacción no se hizo esperar, pero no de la misma manera a la que estamos acostumbrados en Europa. El rechazo a la reforma vino por parte de la comunidad internacional: Unión Europea como institución (y sus países integrantes individualmente considerados), Amnistía Internacional, ONU, etc. Sólo hubo un partido político nicaragüense que se sumó a las protestas de los pro abortistas: el Movimiento de Renovación Sandinista (MRS). Se trata de un nuevo partido, escindido del Frente Sandinista de Libración Nacional, que actualmente no cuenta con representación en la Asamblea Nacional, y que por primera vez se presentaba a las elecciones nacionales.

En la calle, en cambio, la presencia fue casi exclusiva del pueblo, manifestándose en contra del aborto y a favor de la penalización del mismo. El cúlmen llegó en la manifestación que congregó a más de 100.000 personas en Managua, cifra histórica que sitúa dicha manifestación en la más numerosa jamás celebrada en la capital.

Una vez que la propuesta de reforma fue sometida a votación dentro de la Asamblea Nacional, el resultado fue abrumador. Ningún voto en contra, alguna abstención, y el resto, tanto de derechas como de izquierdas, emitieron sus votos favorables a la reforma. Esto significa que hasta el Frente Sandinista ha votado a favor de penalizar el aborto terapéutico y de excluir en el país cualquier posibilidad de practicar un aborto.

Al margen de consideraciones de política nacional, lo más asombroso y vergonzoso ha sido el comportamiento de gran parte de la comunidad internacional y de los organismos e instituciones presentes en Nicaragua. Desde hace varios meses han sido muy criticadas desde todos los sectores las injerencias de ciertos países en el proceso electoral, tanto a favor de unos como de otros. En el caso de EEUU, para evitar una victoria del FSLN; y en el caso del eje Venezuela-Bolivia-Cuba, para propiciar una victoria del mismo. Y de hecho así ha sido. Las críticas han provenido tanto de los actores políticos nacionales como internacionales.

Sin embargo, esos mismos actores internacionales que criticaban a unos por su imperialismo y a otros por su juego sucio, no han temblado ni lo más mínimo a la hora de tomar partido por una cuestión legislativa interna. Lamentable espectáculo el de la embajadora sueca en el país encadenándose a la puerta de la Asamblea Nacional para protestar por la reforma, como si de una hippie de las de hace 40 años se tratase.

Lo mismo se puede decir de los representantes de la Comisión Europea, de Naciones Unidas, y casi todas las embajadas europeas que durante 10 días han movilizado la artillería pesada contra Gobierno y Asamblea Nicaragüense para que se frenase la reforma.

Lo más curioso del asunto ha tenido lugar el pasado domingo 5 de noviembre, elecciones a Presidente de la República y Asamblea Nacional. Los mismos que votaron en contra del aborto han obtenido casi el 95% de los votos, quedando el resto para el MRS, la formación que se había manifestado a favor del aborto terapéutico.

¿No es significativo que la sociedad nicaragüense haya votado en ese sentido?
¿No es contradictorio que la Europa del pensamiento único, de respeto al indigenismo, y a sus costumbres, se meta a imponer a los nicaragüenses su perspectiva ideologizada? ¿No estamos pecando también de injerencia y de imperialismo político y cultural?

Ignacio Gutiérrez Carreras
PROFESIONALES POR LA ÉTICA. NICARAGUA

Read Full Post »