Feeds:
Entradas
Comentarios

Nos hemos mudado

 

mudanza

Nos hemos mudado a la siguiente dirección:

http://profesionalesetica.org/

No dejes de visitarnos.

Saludos,

Profesionales por la Ética

Anuncios

Madrid, 30 de julio de 2009. Rieterando la solicitud de entrevista realizada el pasado mes de abril, la asociación Profesionales por la Ética ha recordado hoy mismo al ministro de Educación que tiene interés en verle. Concretamente, la solicitud de entrevista afirma que:
 
«El conflicto abierto en torno a estas materias obligatorias se ha prolongado en parte por la ausencia de diálogo; estamos convencidos de que juntos podemos encontrar soluciones para ponerle fin sin lesionar los derechos constitucionales de los padres. Sin duda, compartimos con Vd. la preocupación por la educación en valores y la alarma por los últimos casos de violencia sexual entre jóvenes, hechos que precisan un análisis riguroso por parte de todos los que buscamos el bien común de nuestra sociedad».
 
 
Jaime Urcelay, presidente de Profesionales por la Ética, asegura que no está todo dicho en Educación para la Ciudadanía. «Las sentencias del Tribunal Supremo y los últimos pronunciamientos de Tribunales Superiores de Justicia implican actuaciones positivas de las administraciones educativas para garantizar los derechos de los padres en materia educativa. Estas actuaciones, junto a las demandas de los padres que han objetado a las asignaturas de Educación para la Ciudadanía, estarán en la mesa en nuestra reunión con el ministro, si tiene a bien recibirnos».

El Ministerio de Igualdad promociona una Guía para chicas adolescentes

Madrid, 11 de agosto de 2009. A la imposición de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía se suma ahora el adoctrinamiento en materia sexual que pretende introducir el Gobierno en el currículo escolar a través de la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo. Hay que recordar que la nueva norma no se ciñe a determinar plazos y condiciones para permitir el aborto sino que se acompaña de un minucioso plan para formar a los alumnos en la llamada “Salud Reproductiva”. Se trata, por tanto, de un ambicioso plan de educación sexual impuesto desde el Ministerio de Igualdad que recorrerá todas las etapas del ciclo escolar de los alumnos.

Pues bien, Mariano Bailly-Baillière Torres-Pardo, autor de http://www.padreobjetor.com (una web de referencia para los objetores a Educación para la Ciudadanía), ha analizado el modelo de educación sexual para chicas que pregona el Ministerio de Igualdad a través de una Guía para chicas adolescentes. (Descargar Informe completo en http://www.padreobjetor.com/wp-content/uploads/adolescentes.pdf o en archivo adjunto).

Estas son algunas frases entresacadas de la Guía del Ministerio de Igualdad:

• No hay una edad o un momento determinado para compartir nuestra sexualidad. No existen normas ni modelos para expresar los sentimientos. (Página 31).

• Es importante colocar el preservativo antes de cualquier contacto genital, anal o bucal. (Página 42).

• Si no quieres seguir adelante (con el embarazo), acude cuanto antes a un Centro de Planificación Familiar o a un Centro de Salud, allí te ayudarán. (Página 46).

• Tu eres dueña de tus sentimientos, de tu cuerpo, de tu placer y de tu vida. Es tu derecho y tu libertad. (Página 32).

Mariano Bailly-Baillière Torres-Pardo explica en su análisis de la Guía que la familia, la responsabilidad o las relaciones afectivas (fuera del propio placer) están ausentes del modelo gubernamental para chicas adolescentes. La Guía completa del Ministerio de Igualdad se encuentra en http://www.migualdad.es/mujer/publicaciones/docs/salud-VIII.pdf

Por otra parte, fuentes de Profesionales por la Ética indican que el Ministerio de Igualdad no ha querido aclarar si la educación sexual y reproductiva prevista se incluirá o no en alguna de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía. «Es muy probable que sea así», asegura Jaime Urcelay, presidente de la asociación, «ya que el currículo de estas materias escolares se modifica a través de un Real Decreto aprobado en un Consejo de Ministros, un procedimiento rápido y sencillo».

imagen1

imagen2

Madrid, 20 de julio de 2009. Ante las perversas violaciones de niñas llevadas a cabo por adultos y niños que han tenido lugar en los últimos días en Córdoba y Huelva, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha manifestado una lógica preocupación. Gabilondo ha afirmado, entre otras cosas, que «educación y sociedad van de la mano, por lo que tenemos que interiorizar seriamente qué escala de valores, convicciones y modelo de sociedad tenemos y qué valores estamos transmitiendo». Además, el ministro pidió «reflexionar a fondo» sobre lo que ocurre en «una sociedad donde menores de edad tienen tan dislocados los valores como para hacer esos atropellos».

Ante estas declaraciones, Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, ha expresado su acuerdo con las palabras del ministro. «Compartimos con Gabilondo su preocupación por la educación y la transmisión de valores».

En este contexto, Profesionales por la Ética tiene dos preguntas para el ministro Gabilondo:

  1. ¿Considera Vd. que el multimedia de Educación para la Ciudadanía Sexpresan (ver imágenes 1 y 2) que recomienda la web del Ministerio de Educación y que incita a la iniciación sexual de adolescentes de 12 años es lo más adecuado para la formación de los jóvenes?
  2. ¿Qué le parece que el manual de Educación para la Ciudadanía de 3º de ESO de la editorial McGrawHill (recurrido ante los tribunales por una familia andaluza) afirme en su página 41 que la mayor parte de las llamadas «perversiones sexuales» carecen de sentido, pues, en último término, no serán sino diferentes formas de conducta?

«En todo caso», concluye Fernández de Alarcón, «estos terribles sucesos tienen múltiples causas pero la fundamental es el relativismo moral, la ausencia de referencias de lo que es el bien y de lo que es el mal y la carencia de límites, especialmente en las relaciones sexuales. Es un entorno educativo que no ofrece modelos de fidelidad, compromiso y desarrollo integral de la persona; por el contrario, se prima la cultura del deseo por encima de todo, algo que deshumaniza y acaba convirtiendo a los jóvenes en depredadores. Es hora de que los que defienden este proyecto educativo (muy evidente en las asignaturas de Educación para la Ciudadanía) hagan una autocrítica seria y permitan que todos nos impliquemos en formar personas sin intromisiones ideológicas».

Madrid, 16 de julio de 2009. Esta misma semana, el ministro de Justicia ha adelantado algunos aspectos de la reforma que, en materia de libertad religiosa y derecho a la objeción de conciencia, está preparando el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Entre las afirmaciones del señor Caamaño sobresalen algunas muy preocupantes, como cuando afirma que «también la libertad religiosa tiene que tener límites» o que «la libertad de conciencia no puede ser una excusa permanente para desobedecer la ley».

En este marco, Profesionales por la Ética ha emitido un comunicado (incluido al final de este correo) en el que recuerda que el derecho a la libertad religiosa, de culto y religión es uno de los derechos fundamentales, recogido en todas y cada una de las declaraciones internacionales de derechos humanos suscritas y ratificadas por España. Según Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, «la desconfianza que el ministro expresa hacia la conciencia individual, reducto personal previo a cualquier legislación positiva, trasluce una mentalidad débilmente democrática. Tratar la conciencia de los ciudadanos como “excusa” es inaceptable en un responsable político».

Finalmente, Profesionales por la Ética solicta al ministro de Justicia o, en su defecto, al presidente de Gobierno, que aclare si las declaraciones realizadas por Caamaño reflejan o no la letra o el espíritu de la reforma en materia de libertad religiosa. «En caso de que la nueva legislación sea un pretexto para limitar libertades fundamentales, exigimos una inmediata rectificación», concluye Fernández de Alarcón.


Porque los padres recurren contra un libro de texto

Madrid, 9 de junio de 2009. El primer recurso contra un manual de Educación para la Ciudadanía (EpC), concretamente el de 3º de ESO de la editorial McGraw Hill, ya ha sido admitido por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

La demanda contra el libro de texto se basa en las sentencias dictadas por el Tribunal Supremo en relación con la objeción de conciencia a EpC. Las citadas sentencias indicaban que la materia Educación para la Ciudadanía no debía «deslizarse hacia el adoctrinamiento»; y si esto sucedía, los padres tenían todo el derecho a recurrir a los tribunales.
Pues bien, según Fabián Fernández de Alarcón, es de sobra conocido que el demandado libro de McGraw Hill obliga a los alumnos a asumir como propios determinados valores. Así, según el estudio realizado por varios profesores universitarios, este manual de EpC incluye afirmaciones como las siguientes:
 «La Carta de la Tierra constituye un verdadero código ético del Desarrollo Humano».

 «Mientras una gorriona únicamente intentará satisfacer sus impulsos sexuales con un gorrión (y un gorrión con una gorriona), en el caso de los seres humanos puede suceder que una mujer prefiera satisfacer los suyos con un hombre, con una mujer (o un hombre con otro hombre), consigo misma o, incluso, renuncie a satisfacerlos (algunas personas hacen votos de castidad)».

«La mayor parte de las llamadas “perversiones sexuales” carecen de sentido, pues, en último término, no serán sino diferentes formas de conducta…».

 El liberalismo económico es la causa definitiva de la feminización de la pobreza.
Entre las actitudes de las que se debe evaluar al alumno, según el proyecto de EpC de la editorial McGraw Hill, están el «reconocimiento de la existencia de conductas sexuales diferentes a las nuestras». En el apartado relativo a los derechos humanos, el alumno no se limitará a conocer y valorar la Declaración Universal de Derechos Humanos sino que deberá mostrar «aprecio de la razón de ser de las tres generaciones de derechos humanos». En la unidad didáctica dedicada a la convivencia de distintas culturas, el alumno se verá obligado a «apreciar los valores del relativismo cultural».
«En definitiva», explica Fabián Fernández de Alarcón, «gustará más o menos lo que dice este libro de texto pero es indudable que vulnera completamente la jurisprudencia del Tribunal Supremo y los padres tienen todo el derecho de llevarlo a los tribunales». Sin embargo, a juicio de Fernández de Alarcón, el problema no radica en los libros sino en un conjunto de asignaturas que, lejos de enseñar Constitución y Declaración Universal de los Derechos Humanos, se adentra en la educación moral de los alumnos de una manera invasiva».

Por ese motivo, numerosos padres de familia mantienen su objeción a EpC. La demanda de información aumenta a medida que los padres conocen que EpC se implantará el año que viene, con carácter obligatorio, en 5º o 6º de Primaria (según la Comunidad Autónoma).

La Administración educativa incumple las sentenciassobre objeción a EpC

Madrid, 18 de junio de 2009. A punto de finalizar el curso escolar, resulta evidente que las administraciones educativas no han hecho sus deberes.

Como es sabido, en el pasado mes de febrero el Tribunal Supremo resolvió sobre la objeción a las asignaturas de Educación para la Ciudadanía (EpC). El Gobierno de la nación y los gobiernos autonómicos de todos los colores se apresuraron a exigir a los objetores que entraran en clase y abandonáran su oposición a las asignaturas.

El problema es que las sentencias del Supremo tenían un «apartado b» que las Administraciones educativas no han querido aplicar. Básicamente, las 5 sentencias dictadas indican que las asignaturas obligatorias de EpC

no deben ser pretexto para tratar de persuadir a los alumnos sobre ideas y doctrinas que -independientemente de que estén mejor o peor argumentadas- reflejan tomas de posición sobre problemas sobre los que no existe un generalizado consenso moral en la sociedad española. En una sociedad democrática, no debe ser la Administración educativa- ni tampoco los centros docentes, ni los concretos profesores- quien se erija en árbitro de las cuestiones morales controvertidas.

Pues bien, según explica José Luis Bazán, coordinador de la Asesoría Jurídica de Profesionales por la Ética, las administraciones educativas están incumpliendo las sentencias del Supremo de dos maneras:

  • Por acción. Es decir, recomendando expresamente materiales didácticos claramente adoctrinadores. Es el caso de la Junta de Andalucía, que incluye en su web (entre otras recomendaciones) el vídeo del Día del Orgullo Gay para abordar EpC. De igual modo actúa el Ministerio de Educación, que incluye actividades didácticas para EpC consistentes en debatir lo que hace bien y mal la Iglesia católica (ver imagen 1). Institutos de Enseñanza Secundaria como el Laguna de Joaztel de Getafe (dependiente de la Comunidad de Madrid) recomiendan el multimedia Sexpresan (premiado por el Ministerio de Educación) que invita a los adolescentes a autoexplorarse para  encontrar las zonas placenteras de su cuerpo (ver imagen 2).
  • Por omisión. Las Consejerías de Educación no han adoptado ninguna medida para garantizar la neutralidad educativa exigida por el Tribunal Supremo mediante la revisión de los libros de texto y los materiales y actividades didácticas de EpC. Es más, ni siquiera han informado a los profesores ni a los centros de las obligaciones que se derivan de las sentencias del Supremo en el sentido de ser extremadamente objetivos en las cuestiones que se exponen.

«En definitiva», explica Bazán, «no es lógico que el Gobierno nacional y los gobiernos autonómicos exijan a los padres que no objeten a EpC mientras ellos no cumplen con su parte de las sentencias. Por tanto, es perfectamente legítimo que los padres sigan oponiéndose al adoctrinamiento escolar incluso mediante la objeción de conciencia, si así lo consideran oportuno».